miércoles, agosto 13, 2008

EL ENFERMO IMAGINARIO - MOLLIERE


Libro: EL ENFERMO IMAGINARIO
Autor: Molière
Nacionalidad: Francés
Año de publicación: 1673
N° de páginas: 80


El enfermo imaginario es una obra de teatro en la que el autor se burla contra la ignorancia de los médicos. Es un retrato de un hombre que se empeña en estar enfermo a pesar de contar con una excelente salud.  Esta obra es la última y una de las más geniales creaciones de Molière.  

Molière fue dramaturgo, actor y uno de los más grandes comediógrafos de la literatura occidental. Molière exalta la juventud, a la que quiere liberar de restricciones absurdas.  

Otros libros de su autoría son: "El matador", "El doctor enamorado", "La escuela de los maridos", "El médico a palos", "El avaro" y "Las mujeres sabias".  

Resumen:
Un hombre hipocondríaco, esclavo de supuestas enfermedades, y una medicina totalmente inoperante, son retratados de una manera grotesca, llegando hasta el absurdo. Ambientada en París, a fines del siglo XVII, comienza con la pretensión del enfermo imaginario, llamado Argón, de casar a su hija Angélica con el hijo de un médico, del que ella no está enamorada. Hay otra persona que ocupa su corazón, pero su padre se opone a esta relación, ya que el parentesco con los médicos le asegurará un tratamiento de por vida.

No sólo la enfermedad ficticia corroe la vida de Argón, sino una esposa interesada y malvada a quien le conviene que su esposo enferme y muera, para poder heredarlo.

Una treta va a desenmascarar los reales sentimientos de los personajes, que serán descubiertos en sus más viles pretensiones.

Divertidas situaciones de amor, peleas y engaños habrán de pasar para convencer a Argán de cambiar de opinión y aceptar el casamiento de su hija con el hombre que ama.  

Frases del libro:
- No es bueno forzar a la persona de quien se desea ser amado.
- La gran prueba de amor es someterse a los deseos de la que se ama.
- En todo tiempo se han introducido en los hombres hermosas fantasías que llegamos a creer, porque nos halagan y sería de desear fuesen verdaderas.

1 comentario:

Santiago Lafon dijo...

Recuerdo este libro. Es muy bueno.
Estoy navegando entre blogs y me encuentro el tuyo, lo abandonaste? Porqué? Encontré buenas entradas, pero le falta un índice.
Saludos
Santiago
http://sobre-libros-y-algo-mas.blogspot.com/